Principios de la Alianza por el Agua

1. Principios que inspiran la actuación de la Alianza por el Agua:
 
Institucionalidad: asegurar la continuidad de las acciones emprendidas y vincularlas a los procesos, nacionales y locales (apropiación); crear capital social, insertarlo en las prácticas administrativas usuales, fomentar organización.
 
Solidaridad: Ayudar a resolver las necesidades cotidianas de las personas en el acceso a agua potable y saneamiento, mejorando así su calidad de vida.
 
Transparencia: Dar cuenta y razón de la aplicación de los recursos, así como información veraz y documentada de las actuaciones, efectos, logros y fallos cometidos en la implementación de los proyectos. Voluntad de aprendizaje manifiesta y aprovechamiento de la experiencia práctica (a partir de las mejores prácticas, pero también asumiendo errores).
 
Sostenibilidad: Asegurar que las acciones desarrolladas desde la Alianza logren “Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades” [1] . Introducir cambios equitativos que profundicen sobre las causas estructurales que provocan los problemas que pretende resolver esta Alianza.
 
Equidad: Promover un acceso equitativo al agua potable en calidad y cantidad suficientes a comunidades y personas socialmente desfavorecidas y/o excluidas, enmarcando este acceso al agua potable y al saneamiento dentro de un sistema de igualdad, de solidaridad y de cooperación.
 
2. Principios de funcionamiento interno:
 
Participación y diálogo: Impulsamos la creación de espacios de diálogo, fomentando la interacción entre los participantes, escuchando, facilitando el intercambio de información y tomando decisiones conjuntas.
 
Consenso: Decidir las cuestiones relativas al funcionamiento de la Alianza en pie de igualdad entre todos los socios. Tomar las decisiones fundamentales relativas a las actividades de la Alianza mediante acuerdos consensuados.
 
Respeto a la diversidad de identidades e integración: los integrantes de la Alianza respetan el trabajo e identidad del resto de entidades socias, estando unidos por los objetivos y principios de la red. La Alianza proporcionará  una dimensión conjunta derivada de la suma de esfuerzos individuales en el trabajo desarrollado en agua y saneamiento. 
Aprender de las prácticas y experiencias de los demás, fomentando una comunidad de aprendizaje y conocimiento entre todos los miembros que integramos la red. 
 
[1] Comisión Mundial del Medio Ambiente y del Desarrollo, 1988
 
© Alianza por el Agua - Fotografías © Jesús Antoñanzas - Polica de cookies